En el mes de agosto tienen lugar en Tejina las fiestas en honor a su patrón, San Bartolomé. Entre los reconocimientos que presenta se encuentra el de Bien de Interés Cultural y Turístico desde 2003.

Aunque el momento álgido son los Corazones, unas estructuras formadas por dos corazones unidos por un eje central y recubiertos con rama de haya al que se le cosen frutas por el reborde y el centro. En los cuartos de cada corona se colocan las tortas que se elaboran días antes con harina y agua, y que representan diferentes estampas religiosas, agrícolas,…

Los encargados de crear estas estructuras son los residentes en las tres calles principales de la localidad, El Pico, Calle Arriba y Calle Abajo, y los transportan a hombros hasta la plaza de la iglesia donde son recibidos por el Santo.