Para un turista curioso, los mercados de las ciudades que visita son una referencia importante de cómo la gente de ese lugar vive, cómo se relaciona y cuáles son sus gustos y valores.

En este sentido, el Mercado de San Cristóbal de La Laguna siempre se ha caracterizado por ser un centro de gran animación, colorido y, sobre todo, dentro de su estilo popular, por el orden y la limpieza.

El Mercado tradicionalmente ha estado situado en la Plaza del Adelantado, en pleno casco histórico, hasta que en 2007 aparecen grietas en el pavimento y en las paredes de algunos puestos como consecuencia de las obras adyacentes.

Desde el 11 de diciembre del mismo año se encuentra bajo una gran carpa rectangular en la popular Plaza del Cristo, ubicación provisional hasta que el edificio definitivo esté terminado en su emplazamiento original. El Mercado o “Recova” abarca casi un centenar de expositores, con venta de frutas y verduras, carne, pescado, pienso y grano para animales, quesos, dulces, ropa, calzado, refrescos, bollería, flores y plantas.

Para facilitar el aparcamiento de los usuarios, además del propio parking subterráneo de la plaza, el Ayuntamiento de La Laguna dispone de varios solares aledaños, ubicados en la calle Rodríguez Moure y calle Pintor José Aguiar.

Aunque falte el toque tradicional del antiguo Mercado, se vive un aroma de «tradición» que se combina con unas instalaciones modernas y funcionales.

*Fuente: Supercanarias.com