Valle de Guerra es una población del municipio de San Cristóbal de La Laguna situado al noroeste, entre Tejina y Tacoronte, perteneciente a la llamada ‘Comarca Nordeste’, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad.

La suavidad de su topografía y la benignidad de su clima le confieren unas condiciones óptimas para el cultivo, por lo que constituye una de las regiones agrícolas más importantes de Tenerife. El cultivo principal es el plátano aunque es cuna de numerosos viñedos destinados a la elaboración de parte de los vinos de la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo, ganadores de numerosos y prestigiosos premios nacionales e internacionales.
Asimismo, todo el paisaje de la zona está salpicado de invernaderos hasta llegar a la costa, donde destacan pequeñas calas con playas de callaos, la más conocida la de La Barranquera, declarada Bien de Interés Cultural con categoría de zona arqueológica, frecuentada sobre todo por la gente del lugar, tiene acceso señalizado.

Cabe destacar entre las visitas a realizar, el Museo de Historia y Antropología La Casa de Carta, ejemplo de vivienda solariega del siglo XVIII, con ricos elementos arquitectónicos.

Entre las fiestas tradicionales del municipio hay sin duda que mencionar ‘La Librea de Valle de Guerra’, reconocida Bien de Interés Cultural.

Reseñable también la celebración dedicada a San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, que tiene lugar en Mayo, cuya tradicional y popular romería está considerada la tercera más antigua de Tenerife.

La lucha canaria, una de las disciplinas y juegos deportivos vernáculos más populares de las Islas Canarias, es practicada desde antes de la conquista por los antiguos pobladores de la isla. En Valle de Guerra existe una vasta tradición en torno a ella y siempre ha tenido una prolífica cantera que ha dado lugar a importantes luchadores de ámbito regional.